– Y a mí, ¿quién me anima? – dijo el libro.

Anuncios