Castillo de San Servando - Foto: Csenge Zalka

El martes 7 de junio llegué a las 14h a Toledo, todavía con millones de dudas sobre los objetivos y la razón de ser del FEST. Iba en representación de ANIN (Associació de Narradores i Narradors). En la estación me esperaba Patricia Picazo, amiga, colega, compañera de fatigas y alegrías, y representante de NANO (Narradores amb Narradors Organitzats). Comimos juntas comentando el programa del encuentro, que habíamos recibido con muy poca antelación, y los estatutos que debían debatirse. Luego, bajo la lluvia torrencial, un taxi nos llevó al Castillo de San Servando, el albergue donde se llevaría a cabo el encuentro durante cuatro días.

Algunos representantes de AEDA, responsables de la organización del encuentro, nos dieron la bienvenida y nos entregaron carpetas, tarjetas y chips (no patatas ~ sino ~ electrónicos) que contenían el programa, los estatutos y los datos de los 53 participantes. Nos instalamos en nuestras habitaciones, y a las 17 h nos encontramos en la sala de reuniones. Pegamos nuestras fotos en el lugar que nos correspondía del mapa de Europa y, en una pared, el póster de la asociación o festival al que pertenecíamos. Dejé las revistas y todos los papeles informativos que llevaba de Catalunya en la mesa junto a los demás, y comenzó el juego “para romper el hielo”. Como soy disciplinada, jugué (aunque, puestos a jugar, hubiera preferido el escondite).

A las 18 h Charo Pita, Virginia Imaz y Ana Herreros, de AEDA, inauguraron oficialmente el encuentro.

Abbi Patrix, de La Maison du Conte, expuso brevemente la historia del FEST que nos ha llevado hasta el cuarto encuentro en Toledo 2011.

Luego les tocó el turno a los “FEST babies/offsprings”, con dos nuevos proyectos: el FIST (Federation for Italian Storytelling, de Raccontamiunastoria), italiano, presentado por Giovanna Cavasola y Davide Bardi, y el Holnemevolt, festival húngaro, presentado por Csenge Zalka.

Finalmente, el Steering Group (steer = estar al timón, gobernar, dirigir), representado por Peter Chand (Inglaterra), Theresa Amoon (Francia), Torgrim Mellum Stene (Noruega) y Pep Bruno (España), nos habló del trabajo, las dificultades y los logros de este año: las bajas de algunos de sus miembros, los 10 meses de trabajo de preparación del encuentro, la solicitud de fondos europeos para la Federación, y algunas reflexiones sobre el propio FEST (europeo vs internacional, estructura para asegurar el crecimiento, espacio abierto donde puedan gestarse ideas y propuestas).

Después de una tarde intensa, nos fuimos a cenar y la organización nos obsequió con una visita guiada por Toledo, que acabó de charla en charla, de bar en bar, y, por último, de sueño en sueño.

Quedaban aún tres días.

Anuncios