¿Qué habrá detrás de la puerta del 2011? Estamos a punto de meter la llave en la cerradura, la puerta va a crujir, la luz entrará por la primera rendija, nuestro ojo se asomará al 2012, curioso, con ganas, imagino. Pero, más que el ojo, metamos la mano, porque a este año nuevo le van a hacer falta muchas manos, buenas manos, para ser el que queremos, y pies, también pies, y piernas, y un montón de corazones y tripas. ¡Pongámoslo todo y hagamos un año mejor! ¡Felices Fiestas!

Anuncios