Foto: Hotblack-MorgueFile.com

 

Nos deja caer el amante que se fue, la cajera del supermercado, el chófer del autobús, algún ser querido que habita otro lugar, aquella mujer que nos atropelló por la calle, el niño que bajaba por el tobogán. Nosotros mismos dejamos caer pedazos de vez en cuando.

Anuncios