Se besaron. Se besaron mucho, como si fuera esa noche la última vez. Pero de perderse, nada. Tuvieron que levantarse e irse cada cual por su lado para por fin conseguirlo.

Anuncios